Revisión de la aplicación de la normativa ambiental en España 2019 en materia de protección, conservación y mejora del capital natural

La Unión Europea ha publicado la segunda Revisión de la Implementación Ambiental (EIR, por su acrónimo en inglés), una panorámica sobre cómo están siendo aplicadas sobre el terreno las políticas y leyes de la UE en materia ambiental.

 

Dicha revisión subraya las fortalezas, oportunidades y debilidades de cada país y se centra en cinco grandes bloques temáticos:

En cuanto al segundo punto: «Proteger, conservar y mejorar el capital natural», el documento incide en que el logro de un estado de conservación favorable de las especies y hábitats protegidos requiere la plena implementación de las Directivas de Hábitats y Aves. En este sentido, el Plan de Acción para la naturaleza, las personas y el economía tiene precisamente como objetivo mejorar rápidamente dicha la implementación y acelerar el progreso hacia el objetivo de la UE 2020 de detener y revertir la pérdida de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

 

El mapeo de los ecosistemas y sus servicios ha mejorado en general desde 2017, pero algunos Estados miembros siguen rezagados. Además, la insuficiencia de datos, monitoreo y reporting está afectando la evaluación de las medidas para proteger zonas marinas.

 

En lo que a España se refiere, el documento remarca como un avance importante que nuestro país ha logrado ciertos progresos en la elaboración de planes para la gestión de los espacios Natura 2000. En abril de 2018, el 77 % de los espacios Natura 2000 había sido designado como Zona Especial de Conservación y contaba con planes de gestión.

 

Como recomendaciones, enumera las siguientes:

Estimación del capital natural

La Estrategia de la UE sobre la biodiversidad instaba a los Estados miembros a cartografiar y evaluar el estado de los ecosistemas y sus servicios en su territorio a más tardar en 2014, a calcular el valor económico de esos servicios y a integrar ese valor en los sistemas de contabilidad y notificación a nivel nacional y de la UE antes de 2020.

 

España ya aplicó MAES (cartografía y evaluación de los ecosistemas) antes de 2016 por medio de evaluaciones nacionales de los ecosistemas, y desde entonces ha avanzado en la valoración económica y la contabilidad. En este sentido, ha llevado a cabo: 1) una revisión sistemática y metanálisis de los estudios de valoración económica existentes en España; 2) una valoración de cinco servicios ecosistémicos utilizando métodos basados en el mercado y cartografiando esos valores captados por el mercado, y 3) una valoración socioeconómica teniendo en cuenta los valores de uso y no uso de la biodiversidad y la pluralidad de los métodos de valoración.

 

Esos resultados están contribuyendo a los trabajos sobre la Estrategia Estatal de Infraestructura Verde y de la Conectividad y Restauración Ecológicas, en particular para mantener y mejorar los servicios ecosistémicos que prestan los elementos vinculados al desarrollo de la infraestructura verde.

Contabilidad de los recursos naturales

En lo que se refiere a la contabilidad de los recursos naturales, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Instituto Nacional de Estadística de España han apoyado el proyecto MAIA: de la cartografía y la evaluación a la contabilidad integrada de los ecosistemas. El proyecto tiene por objeto desarrollar y aplicar cuentas de capital natural siguiendo la metodología del Sistema de Contabilidad Económica y Ambiental Integrada (SCEAI) — Contabilidad experimental de los ecosistemas.

 

Adicionalmente, se destaca que las plataformas, redes y comunidades de prácticas de la empresa y la biodiversidad son herramientas clave para promover y facilitar las evaluaciones del capital natural entre empresas y proveedores de servicios financieros, por ejemplo, a través del Protocolo del Capital Natural de la Natural Capital Coalition.

 

Las evaluaciones contribuyen a la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad porque ayudan a las empresas privadas a entender y valorar mejor su dependencia de la naturaleza y el impacto que ejercen sobre ella. Se han creado plataformas sobre biodiversidad a nivel de la UE y en varios Estados miembros. En el caso de España, la Iniciativa «Empresa y Biodiversidad» —dirigida por la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica— tiene por objetivo aumentar la participación del sector empresarial, integrar el capital natural en la política y gestión empresarial y alcanzar los objetivos internacionales de Aichi en materia de biodiversidad.

 

La Revisión de la Implementación Ambiental en la UE consiste en:

En este enlace, puedes descargarte el informe correspondiente a España, así como la hoja informativa de resumen. El resto de informes y hojas informativas de los otros 27 Estados miembros están disponibles aquí.

 

Fuente: Comisión Europea.