Movilización de la financiación privada para la naturaleza

Movilización de la inversión privada para la naturaleza

El nuevo informe del Grupo del Banco Mundial Movilización de la financiación privada para la naturaleza analiza la situación actual de la financiación privada para la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas. El documento sostiene que el sector financiero tiene un papel fundamental que desempeñar para abordar la crisis mundial de la biodiversidad, y que los gobiernos y los reguladores tienen la clave para aprovechar el poder del sector financiero para movilizar la financiación privada a gran escala para proteger la naturaleza. El informe destaca las «5 grandes» ideas sobre acciones que se pueden realizar para integrar mejor los riesgos y las oportunidades de la biodiversidad en las decisiones del sector privado. Estas van desde una reforma fiscal ambiental y una mejor recopilación de datos, hasta el amplio apoyo del Grupo de Trabajo sobre Presentaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza (Task Force for Nature-related Financial Disclosure, TNFD). Basado en una comprensión profunda de los procesos de los ecosistemas y cómo se ven afectados por la actividad económica, el nuevo marco presentado en este informe, que fue encargado por el Tesoro del Reino Unido, establece las vías en que la naturaleza debe ser tenida en consideración en la economía y la toma de decisiones.

«El informe proporciona una guía esencial sobre el «cómo» llevar la financiación privada a escala. Hay varios instrumentos innovadores que pueden ayudar a detener la pérdida descontrolada de biodiversidad. Lo que se necesita es una voluntad política fuerte y una acción coordinada por parte del sector privado, con la ayuda de reguladores y gobiernos para llevar soluciones a escala y, en última instancia, impactar las economías y los ecosistemas de los que dependen La naturaleza es nuestro hogar. La buena economía exige que la gestionemos mejor».

Karim Temper, directora global de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Economía Azul del Banco Mundial