El coste en salud de cada europeo por la contaminación del aire asciende a 1276 € al año

Imagen: Pixabay

La Alianza Europea de Salud Pública (EPHA, por sus siglas en inglés) ha publicado un estudio que analiza datos de 2018 de 432 ciudades de 30 países (Unión Europea, Noruega, Reino Unido y Suiza, que en conjunto suman una población de 130 millones de personas) sobre los costes sociales de la contaminación relacionados con la salud. El documento revela cada ciudadano de una urbe europea sufrió de una pérdida media de bienestar de 1276 € al año por pérdidas sanitarias directas e indirectas asociadas a la mala calidad del aire. Esto equivale al 3,9 % de los ingresos obtenidos en las ciudades.

 

El análisis llevado a cabo cuantifica el valor monetario de la muerte prematura, el tratamiento médico, los días laborales perdidos y otros costes de salud causados por los tres contaminantes del aire que causan más enfermedades y muertes: material particulado (o contaminación por partículas —particulate material, PM—), ozono (O₃) y dióxido de nitrógeno (NO₂).

 

Tras el examen a las 432 ciudades europeas (48 de ellas son españolas), los costes de la contaminación del aire para los residentes de estas urbes ascienden a 166 000 M€ in 2018 (o a 385 M€ de media por ciudad). Las ciudades que lideran la tabla de europea por los elevados costes per cápita de media anualmente son Bucarest (Rumanía, con 3004 €), Milán y Padua (Italia, con 2843 € y 2455 €, respectivamente).

 

Las urbes españolas con los costes más elevados per cápita de daños como consecuencia de la contaminación del aire son Barcelona (1256 €), Guadalajara (1183 €) y Madrid (1069 €). Por su parte, Santa Cruz de Tenerife, ocupa el último lugar del listado español y también del global de ciudades analizadas, con 382 € de coste per cápita.

 

El podio de ciudades que mayores costes derivados de daños por contaminación del aire lo ocupan Londes (Reino Unido: 11,4 billones de €), Bucarest (Rumanía: con una pérdida anual de bienestar de 6,3 billones de €) y Berlín (5,2 billones de €). Las primeras ciudades españolas recogidas en esta clasificación son Madrid (7.ª posición, con 3,4 billones de €) y Barcelona (17.ª, con 2,2 billones de €).

 

El material particulado (medido por PM2.5 y PM10 —diámetro inferior a 2,5 micrómetros y 10 micrómetros—) causa la gran mayoría de los costes totales de los daños. De media, en las 432 ciudades, el PM2.5/PM10 contribuye al 82,5 % de los costes totales del daño por contaminación. Las emisiones de NO2 representan de media el 15 % de los cotes totales, mientras que las de O3 contribuyen de media a solo el 2,5 % de los costes totales de daños por contaminación.

 

Cabe apuntar que estas cifras medias difieren considerablemente entre ciudades. En este sentido, la contribución de PM2.5/PM10 a los costes totales de daños varía del 60,1 % en Funchal (Portugal) al 94,0 % en Narva (Estonia); la participación del O3 es en general muy pequeña y varía del 0 % en las ciudades estonias de Tallin, Tartu y Narva al 7,6 % en Cáceres (España). Por su parte, la contribución del NO2 varía del 4,8 % en Palencia al 34,4 % en la ciudad lusa de Funchal.

 

Europa Central y Oriental tiene la mayor tasa de muertes por contaminación del aire, mientras que el sur de Europa tiene el mayor porcentaje de enfermos crónicos.

Salud y transporte

El transporte es una fuente importante de contaminación del aire urbano, con un coste de entre 67 000 y 80 000 M€ en la UE-28 en 2016, según un informe anterior de la EPHA. Este análisis muestra que incluso pequeños cambios en los hábitos de transporte y las políticas de la ciudad pueden marcar una diferencia sustancial en dichos costes. Un aumento del 1 % en el tiempo medio de viaje al trabajo aumenta los costes de las emisiones de PM10 un 0,29 % y los de las emisiones de NO2 un 0,54 %, según el estudio. Un aumento del 1 % en la cantidad de automóviles en una ciudad aumenta los costes generales casi un 0,5 %.

 

La contaminación atmosférica es la principal causa de las muertes prematuras derivadas de factores ambientales en Europa, de acuerdo con la Agencia Ambiental Europea (AAE). Este problema se agrave en las ciudades, en las que viven dos tercios de los europeos. Dos tercios de las urbes no cumplen los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En conjunto, la contaminación por partículas, el NO₂ y el O₃ causan cerca de 400 000 muertes al año. 

Metodología

El análisis se basa en numerosos estudios realizados por economistas ambientales para cuantificar los impactos de la contaminación del aire en la salud y monetizarlos como costes sociales. Estos estudios se utilizaron para desarrollar el marco metodológico que abarca 16 impactos en la salud atribuibles a la contaminación del aire por partículas finas, ozono y nitrógeno.

 

LEER EN EPHA

 
 

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
No Comments

Post A Comment