Los beneficios de proteger el 30 % de la tierra y el océano del mundo son cinco veces superiores a los costes

Imagen: Pexels.

Aumentar las áreas protegidas del mundo en tierra y mar en al menos un 30 % representaría beneficios económicos cinco veces superiores a los costes y se traduciría en un incremento anual de 250 000 millones de dólares de media de la producción económica mundial y de 350 000 M$ de media en servicios ecosistémicos.

 

Estos datos se derivan del informe más completo publicado hasta la fecha sobre las implicaciones económicas de proteger la naturaleza, en cuya elaboración han participado más de un centenar de economistas y científicos de todo el mundo: Protecting 30% of the planet for nature: costs, benefits and economic implications (Proteger un 30 % de la naturaleza del planeta: costes, beneficios e implicaciones económicas).

 

El documento contempla varios escenarios en los que se protege al menos el 30 % de la tierra y los océanos del mundo (meta incluida en el borrador cero de la propuesta a 10 años de nuevo marco global de la biodiversidad pos2020 del Convenio sobre la Diversidad Biológica), aporta nuevas evidencias y refuerza el hecho de que el sector dedicado a la conservación de la naturaleza impulsa el crecimiento económico, ofrece beneficios no monetarios clave y es un contribuyente neto a una economía global resiliente.

Datos destacados

«Invertir en la protección de la naturaleza representaría menos de un tercio de la cantidad que los gobiernos gastan en subsidios a actividades que destruyen la naturaleza. En concreto, representaría un 0,16 % del PIB y requiere menos inversión que lo que el mundo gasta en videojuegos cada año».

Enric Sala, coautor del informe, oceanógrafo español y explorador residente de la National Geographic Society

«El coste de proteger el 30 % de nuestro planeta, entre alrededor de 103 00 y 178 000 M$, no es intrascendente. Sin embargo, la naturaleza proporciona más de 125 000 M$ en beneficios a la humanidad, el PBI global es de alrededor de 80 000 M$ y los activos globales totales bajo gestión son de alrededor de 125 000 M$. En este contexto, el coste de crear una red de seguridad planetaria resiliente para toda la vida sobre la Tierra apenas se registra como un error de redondeo estadístico. Los beneficios para la humanidad son incalculables, y el costo de la inacción es impensable. Este informe inequívocamente nos dice que el momento de financiar la naturaleza —para las personas y para el planeta— es ahora».

Dr. Jamison Ervin, gerente, Programa Global sobre Naturaleza para el Desarrollo, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
No Comments

Post A Comment