La pérdida de solo 6 servicios de la naturaleza representará un recorte del 0,67 % del PIB anual mundial en 2050

El informe Global Futures: Modelling the global economic impacts of environmental change to support policy-making, elaborado por la iniciativa Global Futures, impulsada por WWF, Global Trade Analysis Project (GTAP) y Natural Capital Project, recoge información sobre los beneficios que la naturaleza brinda a todas las naciones e industrias a través de los servicios ecosistémicos —como la polinización de cultivos, la protección de las costas contra inundaciones y la erosión, el suministro de agua, la producción de madera, la pesca marina y el almacenamiento de carbono—. Asimismo, el análisis llevado a cabo evalúa cómo los activos naturales que brindan estos servicios (por ejemplo, bosques, humedales, arrecifes de coral y poblaciones de peces) cambiarían en varios escenarios de desarrollo futuro y, a su vez, cómo los cambios consecuentes en el suministro de servicios de los ecosistemas afectarían a los resultados económicos (incluidos el PIB, el comercio, la producción y los precios de materias primas).

 

Los resultados muestran que en un escenario business-as-usual (BAU), «solo la reducción de la oferta de estos seis servicios ecosistémicos conduciría a una caída del 0,67 % en el PIB mundial anual en 2050 (en comparación con un escenario de referencia en el que no hay cambios en los servicios de los ecosistémicos en 2050). Esto sería equivalente a una pérdida anual de 479 000 millones de dólares en comparación con el escenario de referencia, suponiendo una economía del mismo tamaño/estructura que en 2011 (la última versión de la base de datos GTAP y año base para este análisis). Durante el periodo comprendido entre 2011 y 2050, la pérdida acumulada total sería de 9,87 billones de dólares (tasa de descuento del 3 %)».

 

Tal y como advierten los responsables de la redacción del informe, las cifras aportadas son muy conservadoras y no deben se consideradas una evaluación de los costes totales de la pérdida de la naturaleza por varias razones importantes. «El modelo actual solo considera seis de los muchos servicios ecosistémicos proporcionados por la naturaleza (aquellos para los cuales hay suficiente evidencia para cuantificar). Tampoco tiene en cuenta los efectos potenciales de los «puntos de inflexion», umbrales más allá de los cuales los hábitats cambian de manera rápida e irreversible —por ejemplo, como cuando los bosques tropicales cambian a sabanas más secas y propensas a incendios y sequías, lo que los hace vulnerables ante el fallo catastrófico de los servicios ecosistémicos. A medida que las versiones futuras del modelo aborden estos problemas, se espera que el caso económico se fortalezca aún más».

 

Fuente: WWF UK.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
No Comments

Post A Comment